• 2 muestras gratis
    Con cada pedido recibirás 2 muestras gratuitas de tu elección
  • Envío gratis a partir de 29€
    Con un valor superior a 29€ tu pedido no tendrá gastos de envío
  • Envoltorio de regalo gratis
    Envolvemos gratis tu pedido para regalo y preparamos una tarjeta de felicitación
  • Pago seguro
    Pago seguro con Master Card, VISA o PayPal

El aceite corporal, un plus de hidratación para la piel

En un pasado reciente este tipo de aceites para el cuerpo se destinaban exclusivamente a la piel de los bebés, para mantenerla hidratada y protegida de la humedad del pañal. Actualmente se reconoce que sus propiedades son beneficiosas para la piel de cualquier edad, y se recomienda su uso aún cuando se emplee una leche hidratante. La clave para sacar el máximo partido del aceite corporal es aplicarlo en la forma y en las condiciones óptimas.

¿Cuál es el momento adecuado para aplicar aceites corporales?

Aunque no tienen contraindicaciones, el mejor momento para emplear los aceites para el cuerpo es inmediatamente después de la ducha. Sin embargo, Douglas ofrece una gran variedad de aceites que se pueden utilizar para reforzar la hidratación también a lo largo del día.

  • Aceites secos: el aceite corporal que se conoce como seco, aunque parezca un contrasentido, es aquel que una vez aplicado se absorbe muy rápidamente, dejando solo un leve brillo en la piel. Con frecuencia se presentan envasados en spray. Algunos contienen ciclo-siliconas, elemento que se evapora con facilidad. Estos aceites actúan como vehículo de otras sustancias beneficiosas para la piel, como vitaminas y ácidos oleicos. La ventaja del aceite seco es que permite vestirse de inmediato, por lo cual se puede aplicar en cualquier momento, condición que no vale para ningún otro tipo de aceite cosmético.
  • Aceites minerales: la gama de aceites corporales que añaden minerales suelen ser derivados del petróleo. Dentro de esta línea se encuentran los aceites de bebé. Cuando se aplican dejan una película protectora en la piel, y pueden contener parafina líquida y siliconas. Una ventaja a destacar de este tipo de aceite es lo oportuna que resulta su utilización en tiempo frío, porque ayuda a entrar en calor y a conservar la temperatura corporal.
  • Aceites para masajes: si bien cualquier aceite corporal es válido para utilizar en las sesiones de masaje, normalmente conviene elegir versiones muy aromáticas de aceites de alta calidad o aceites esenciales, pues se ha comprobado que favorecen el bienestar general y el relax.

Las propiedades que revelan estos magníficos aceites provienen de los elementos de los cuales se extraen los lípidos y de otros aditivos, como los flavonoides y las vitaminas, principalmente del grupo C y del grupo E. Algunas fórmulas incluyen algo de color, protector solar y aromas naturales. Además de hidratar, nutren y ayudan a mantener la elasticidad de la piel. Para aumentar sus beneficios, las marcas de vanguardia mezclan aceites de diversos orígenes y combinan así sus propiedades. Por ello, un aceite corporal puede ofrecer cualidades antioxidantes, antialérgicas, antiinflamatorias, acondicionadoras, antisépticas y astringentes. Todos estos componentes ayudarán a mantener una piel hidratada y suave, ¡para lucirla en todo momento!