• 2 muestras gratis
    Con cada pedido recibirás 2 muestras gratuitas de tu elección
  • Envío gratis a partir de 29€
    Con un valor superior a 29€ tu pedido no tendrá gastos de envío
  • Envoltorio de regalo gratis
    Envolvemos gratis tu pedido para regalo y preparamos una tarjeta de felicitación
  • Pago seguro
    Pago seguro con Master Card, VISA o PayPal











Piel lisa y firme gracias al anticelulítico adecuado

El estrés, la genética, el tabaco o el sedentarismo, entre otros factores, conspiran contra la firmeza de la piel. Con alta frecuencia hace su aparición la temida celulitis, la acumulación de grasa en la dermis de ciertas zonas del cuerpo, que se manifiesta principalmente como piel de naranja. Desde los primeros síntomas de esta acumulación de grasa es necesario comenzar un tratamiento con una crema anticelulítica, que deberá ser más drástico en caso de que la celulitis se haya instalado con algún grado de severidad.
Los tratamientos anticelulíticos más comunes se presentan en forma de crema, gel, loción o serum. Para lograr su máxima efectividad es imprescindible tener constancia en su aplicación, y utilizarlos a diario hasta conseguir el resultado deseado, complementando además el tratamiento con otros productos para el cuidado de la piel.

¿Cómo potenciar el efecto de una crema anticelulítica?

Tan importante como la alta calidad del producto es su uso metódico y su método de empleo. Un producto destinado a eliminar la celulitis se aplica siempre dando suaves -pero firmes- masajes circulares en la zona afectada, cualquiera sea su textura. Este masaje estimula la microcirculación periférica, consiguiendo un efecto drenante y regenerativo de la piel. Para obtener los mejores resultados Douglas recomienda escoger un producto de calidad y seguir los siguientes consejos:
Comenzar el tratamiento tras haber realizado una exfoliación profunda de la zona a tratar, ayudándose de productos exfoliantes y un guante de crin. La piel debe estar seca y libre de impurezas antes de la aplicación del producto. Realizar un masaje en la zona a tratar con el anticelulítico hasta su completa absorción, sin aclarar posteriormente. El masaje, que deberá hacerse en dirección ascendente, activará la circulación sanguínea y linfática y facilitará la absorción del producto. Las cremas nocturnas deberán aplicarse antes de irse a dormir para potenciar su efecto durante el sueño. A la mañana siguiente se podrá reforzar la acción del anticelulítico nocturno con la utilización de lociones hidratantes que ayudarán a devolverle elasticidad a la piel.
Es aconsejable alternar el uso de la crema anticelulítica con otros productos como geles, lociones o serum de uso diurno, para combinar la acción de distintos principios activos. Además, es esencial completar la acción de los tratamientos con una dieta sana y, al menos, media hora de ejercicio diario, hábitos que favorecen la circulación y la salud integral.