• 2 muestras gratis
    Con cada pedido recibirás 2 muestras gratuitas de tu elección
  • Envío gratis a partir de 29€
    Con un valor superior a 29€ tu pedido no tendrá gastos de envío
  • Envoltorio de regalo gratis
    Envolvemos gratis tu pedido para regalo y preparamos una tarjeta de felicitación
  • Pago seguro
    Pago seguro con Master Card, VISA o PayPal










Cambia de cara con un buen set de limpieza facial

La piel del rostro está expuesta, permanentemente, al polvo y la contaminación habitual, por lo que resulta normal —sobre todo, en función de cómo es tu piel— la aparición de puntos negros y espinillas que producen un efecto poco estético. Por ello resulta imprescindible realizar periódicamente —mejor, a diario— una limpieza facial profunda y adecuada. Para ello deberás dedicar un par de ratos al día para dejar tu rostro bien, eliminar la suciedad y los residuos presentes y permitirla respirar de manera adecuada. Contar con un set de limpieza facial adecuado es, en todo caso, muy práctico y valioso.

Cómo mantener un cutis saludable

Si mantienes una cuidada limpieza facial diaria, la salud de tu rostro mejorará... y será visible. Desde el simple lavado con agua y jabón, los baños de vapor o las recetas caseras, hasta la aplicación de productos cosméticos de última generación como los que te ofrecemos en Douglas, el espectro de alternativas y posibilidades cosméticas que existen es enorme. Puedes encontrar multitud de productos y formatos: barras dermolimpiadoras, geles, soluciones, espumas y cremas de todo tipo, los cuales se adaptan a tus necesidades y a las características de tu piel. Escoger un set de limpieza facial apropiado supone disponer de todo lo necesario de manera conjunta, en un único pack, lo cual implica un evidente ahorro de tiempo y, por lo general, también de dinero.

La importancia de la limpieza nocturna

La mayoría solemos acordarnos de la limpieza facial por las mañanas, pero la descuidamos a la hora de acostarnos. Ya sea por falta de tiempo, por pereza o por dejadez, nos vamos a dormir con la cara sucia y esto, a la larga, conlleva consecuencias negativas. El cutis termina volviéndose más opaco y las imperfecciones se multiplican, debido a que el sudor, el polvo, los restos de maquillaje, las células muertas y los distintos productos depositados sobre nuestra piel se van consolidando sobre ella. Así que no lo olvides: utiliza tu set de limpieza facial también de noche, o al menos aplícate los cuidados necesarios a través de otros procedimientos.