• 2 muestras gratis
    Con cada pedido recibirás 2 muestras gratuitas de tu elección
  • Envío gratis a partir de 29€
    Con un valor superior a 29€ tu pedido no tendrá gastos de envío
  • Envoltorio de regalo gratis
    Envolvemos gratis tu pedido para regalo y preparamos una tarjeta de felicitación
  • Pago seguro
    Pago seguro con Master Card, VISA o PayPal


























Zurück 1 2

Crema de noche: utilízala a diario y rejuvenece durmiendo

Durante la noche, mientras tú duermes, tu piel trabaja con doble intensidad que el resto del día. Es en ese momento cuando todos sus recursos se centran en regenerar nuestro colágeno, reponer antioxidantes, renovar las células, mantener un buen nivel de hidratación, reducir la profundidad y el número de las arrugas, fortalecer los mecanismos de defensa naturales, densificar la estructura cutánea y aumentar su elasticidad. Durante las horas nocturnas -sobre todo entre las 2 y las 5 de la madrugada- la piel se renueva dos veces más rápido que durante el día y está más receptiva a los tratamientos reparadores, especialmente a los más concentrados. En esta fase los músculos faciales están completamente relajados, los poros se abren y facilitan la penetración de los activos cosméticos, haciéndolos llegar hasta las capas más profundas de la piel. De ahí la importancia utilizar a diario una crema de noche en función de nuestro sexo y edad para ayudar al cutis en su proceso de regeneración, intensificándolo al máximo.

Crema regeneradora y sérum facial: los mejores aliados de tu belleza

Para conseguir el mayor bienestar de tu piel, completa sus cuidados con un sérum facial aplicándolo cada noche antes de la crema regeneradora. Un sérum es un cosmético con alto poder rejuvenecedor debido a su alta concentración de principios activos que potencian la renovación celular nocturna y multiplican los efectos de la crema de noche. La textura de un sérum facial es más ligera y fluida que la de las cremas, bálsamos o aceites, por lo que penetra con más facilidad y alcanza aquellas zonas de la piel donde otros tratamientos, por ser más densos, no pueden llegar. Su acción conjunta con una crema reparadora lo convierte en un producto imprescindible para el cuidado básico del rostro, cuello y escote independientemente del sexo o la edad. Incluye un sérum en tu rutina de belleza diaria y obtendrás mejores resultados en menos tiempo.

Cómo aplicar un sérum facial y una crema de noche

Sólo necesitas una pequeña cantidad de sérum -unas dos o tres gotas- para conseguir el resultado que buscas. Aplícalo sobre una piel perfectamente limpia y seca, con movimientos suaves y evitando estirar la piel. Espera unos minutos hasta que se seque por completo y sigue con tu ritual de belleza nocturno dando paso a una crema reparadora. Aplica una cantidad generosa de tu crema de noche y extiéndela sobre la piel con movimientos circulares, siempre desde el centro del rostro (cuello, escote) hacia los laterales. Nuestro consejo: coge la cantidad de crema que necesites con una pequeña espátula y colócala sobre el dorso de tu mano para ir dosificándola. De esa forma evitarás contaminar el producto cada vez que lo utilizas.