Envío gratis a partir de 24€     Entrega en 2-3 días*     2 muestras gratis*

CÓMO HACER BOMBAS DE BAÑO: DIY

Instrucciones paso a paso

¿Siempre has querido hacer tus propias bombas de baño, pero no sabes cómo? ¡Entonces estás en el lugar adecuado! Aquí te contamos qué ingredientes necesitas para hacer bombas de baño caseras y te explicamos paso a paso cómo hacerlas. Al final conseguirás una bomba de baño bonita, nutritiva y efervescente, ideal para tu próximo momento de spa en casa.

Bombas de baño caseras: todo lo que necesitas saber

Las bombas de baño te permiten transformar tu bañera en un auténtico oasis de bienestar: convierten el agua en un mar de burbujas y miman todos tus sentidos. Lo mejor de hacer tus propias bombas de baño es que se adaptan exactamente a tus necesidades y preferencias. Por lo tanto, tú decides qué ingredientes quieres utilizar y de cuáles prefieres prescindir. Además, también reducirás residuos, ya que no necesitas embalaje. Otra ventaja es que las bombas de baño caseras suelen ser incluso más baratas que las compradas. 

Pero, sin duda, lo mejor de todo es que hacerlas es muy sencillo y divertido. ¡Solo necesitas un par de ingredientes y unos minutos! En tus bombas de baño caseras, no pueden faltar ni el bicarbonato de sodio ni el ácido cítrico, ya que te garantizan una gran cantidad de burbujas. Cuando mezclas estos dos ingredientes, al principio no pasa nada, pero si añades agua, comienzan a producirse burbujas. ¿Por qué? Con esta reacción química se forma el ácido carbónico, que crea miles de burbujitas no solo en el agua mineral, sino también en el agua de la bañera, por lo que la diversión está garantizada.

¿Quieres ponerte manos a la obra ya para hacer tus propias bombas de baño? Aquí te explicamos cómo hacerlas paso a paso y además te damos un montón de ideas para decorarlas.

¿Cómo se hacen las bombas de baño caseras?

Existen muchas recetas distintas para hacer bombas de baño caseras. Aquí te proporcionamos una receta básica que puedes adaptar a tu gusto. Después te daremos algunas ideas para diferentes combinaciones.

Estos son los ingredientes que necesitas para tus bombas de baño:

  • 60 gramos de aceite o grasa (como manteca de cacao o de karité, aceite de coco, de almendras, de girasol, de aguacate o de oliva)
  • 60 gramos de almidón de maíz
  • 125 gramos de ácido cítrico (en polvo)
  • 250 gramos de bicarbonato de sodio

Haz tus propias bombas de baño: instrucciones paso a paso

Para hacer tus propias bombas de baño, necesitas muy pocas cosas: en realidad, solo necesitas un bol para mezclar los ingredientes. Si quieres, para darles forma a las bombas también puedes utilizar unos cortadores de galletas o moldes de silicona para magdalenas, cubitos de hielo o bombones. Si no tienes ningún molde en casa, ¡no te preocupes! También puedes darles forma a tus bombas con las manos. Como puedes ver, no necesitas muchos preparativos.

Sin embargo, lo que sí recomendamos es fundir la grasa con antelación en caso de que quieras utilizar un aceite sólido como el de coco. ¿Por qué? Porque así será más fácil de trabajar. Para ello, caliéntalo directamente al fuego en un cazo o en un recipiente al baño María. El esfuerzo merece la pena, ya que las grasas y aceites vegetales sólidos tienen una gran ventaja: después del procesamiento vuelven a su estado sólido y esto hace que tu bomba de baño sea más estable.

¿El aceite ya está líquido y tienes el bol listo? ¡Entonces pongámonos manos a la obra!

  1. Pon los ingredientes secos (ácido cítrico, bicarbonato de sodio y almidón de maíz) en un bol y mézclalos bien.
  2. Añade lentamente el aceite líquido a los ingredientes secos. Te recomendamos hacerlo cucharadita a cucharadita, ya que así te aseguras de que el bicarbonato de sodio no reaccione inmediatamente con el ácido cítrico y empiece a hacer burbujas. Además, así puedes dosificar el aceite con precisión y ajustar mejor la consistencia.
  3. Añade un poco más de aceite o almidón si la mezcla está demasiado seca o demasiado húmeda, respectivamente. Recuerda que la masa debe parecer arena húmeda.
  4. Forma bolas con la mezcla de arena utilizando las manos o presiónala firmemente en el molde de silicona que hayas elegido o en un cortador de galletas.
  5. Mete las bombas de baño en la nevera durante cuatro o cinco horas y luego guárdalas en un lugar seco a temperatura ambiente. Cuando pasen uno o dos días, las bombas de baño estarán totalmente secas y podrás empezar a disfrutar de tu baño.

Ingredientes adicionales: cómo darles un toque especial a tus bolas de baño

Lo bonito de las bolas de baño caseras es que ¡puedes desplegar tu potencial creativo! Piensa qué es lo más importante para ti: el diseño, los beneficios de cuidado o el olor de las bombas de baño. Una vez que tengas esto claro, hay que seleccionar los ingredientes adecuados. Si necesitas un poco de inspiración, consulta las siguientes sugerencias que hemos preparado para ti.

¡Mímate con aceites esenciales!

Los aromas son increíblemente versátiles: nos recuerdan momentos o personas, mejoran nuestro ánimo o nos permiten relajarnos. Algunos incluso tienen un efecto que alivia la ansiedad, mejora la concentración o induce al sueño. En otras palabras, podríamos decir que hay muchas buenas razones por las que deberías incorporar aromas en tus bolas de baño caseras. ¿Cómo? ¡Con aceites esenciales! Gracias a ellos, tus bombas de baño se convertirán en un placer para el olfato, pero también para tu mente y cuerpo. En concreto, los aceites esenciales pueden ser útiles para lo siguiente:

  • Relajación: los aceites de lavanda, manzanilla y melisa tienen un efecto calmante, por lo que son ideales para desconectar después del trabajo.
  • Resfriados: los síntomas leves del resfriado mejoran con el aceite de eucalipto, menta y agujas de abeto.
  • Regeneración: el aceite de jengibre, enebro y romero puede reducir el dolor y la tensión muscular, por ejemplo, después de hacer deporte.
  • Estimulación: los aceites de bergamota, pomelo y madera de cedro tienen un efecto tonificante.

¿Has encontrado el aceite esencial perfecto para ti? ¡Genial! Entonces solo tienes que añadirlo al aceite líquido. De esta forma, se distribuirá más uniformemente cuando mezcles los ingredientes líquidos y secos.

Nuestro consejo es que tengas cuidado al elegir los aceites esenciales porque pueden provocar alergias en algunas personas. Por eso, haz siempre una prueba de parche antes de usarlos. Para ello, diluye el aceite esencial que hayas elegido en entre una y tres gotas de aceite portador. Los aceites portadores son aceites vegetales inodoros, que generalmente se toleran bien, como el aceite de girasol o de almendras. Aplica esta mezcla en la parte interior del antebrazo y déjala actuar durante 48 horas. ¿Tu piel tiene un aspecto normal y saludable? Entonces es muy probable que toleres bien el aceite esencial, así que podrás utilizarlo para tus bombas de baño. Las mujeres embarazadas, los bebés, los niños pequeños y las personas con alergias, enfermedades respiratorias o de la piel deben evitar en general los aceites esenciales.

Dales un aspecto llamativo a tus bombas de baño con colores alegres y purpurina

Para que tus bombas de baño no solo sean prácticas, sino que también queden bonitas en tu baño, puedes darles un poco de vida. Puedes hacerlo, por ejemplo, tiñéndolas. También puedes introducir la decoración directamente mientras las haces o bien decorarlas una vez terminadas. Si no en este momento no tienes mucha inspiración, ¡no te preocupes! Aquí tienes algunas ideas.

  • Colorante alimentario: te recomendamos elegir un colorante en polvo, ya que todo lo que sea líquido puede hacer que las bombas de baño hagan burbujas. ¿Te gustan de muchos colores? Entonces, divide la mezcla base con textura de arena en distintos boles y añade un colorante diferente en cada uno. Coloca las mezclas de diferentes colores una encima de otra en un molde para crear una bomba de baño muy colorida.
  • Purpurina: si quieres darles un toque de glamour a tus bombas de baño, añádeles purpurina. ¿Sabías que hay purpurina biodegradable sin plásticos? Brilla igual que la purpurina convencional y, además, es ideal para todas las personas concienciadas con el medio ambiente, ya que se puede desechar de forma segura por el desagüe junto con el agua de la bañera.
  • Flores: las flores secas como la lavanda, los pétalos de rosa o la caléndula les dan a tus bombas de baño un aspecto romántico y natural.
  • Hierbas y especias: la canela, la vainilla, el romero, el tomillo y otras hierbas y especias aportan una delicada fragancia a las bombas de baño.
  • Agujas de pino o abeto: si incorporas agujas de pino o abeto en tus bolas de baño, podrás llevar los aromas y la tranquilidad del bosque a tu casa.
  • Ralladura de limón: la ralladura de limón o naranja ecológica aporta una nota fresca y veraniega a las bombas.

Bombas de baño caseras: ¡el regalo perfecto!

Las bombas de baño caseras son el regalo perfecto para sorprender a tus seres queridos. Si quieres acertar, puedes utilizar exactamente las fragancias, los colores y los elementos decorativos que más le gusten al destinatario. De esta forma, ¡tu regalo será muy personal! ¿Por qué no pruebas a hacerlas hoy mismo? ¡Seguro que tienes algún cumpleaños, aniversario o fiesta muy pronto! Y ya que estás manos a la obra, prepara algunas para ti, ya que, de vez en cuando, tú también te mereces un poco de relax.

¿Te encantan las bolas de baño, pero no tienes tiempo de hacerlas en casa? ¡No te preocupes! Por suerte, hoy en día hay muchas bombas de baño ya listas para disfrutar. Aquí te mostramos una pequeña selección de nuestros productos favoritos.

¿Quieres hacer aún más productos DIY en casa?

¡Descubre nuestros exfoliantes caseros!