Envío gratis a partir de 24€     Entrega en 2-3 días*     2 muestras gratis*

CUIDADOS DEL TATUAJE

Contornos definidos, colores intensos... ¡para toda la vida! Aquí te mostramos cómo cuidar tus tatuajes para mantenerlos en perfecto estado, desde el primer día hasta que forme parte de tu ritual de belleza diario.

Con nuestros cuidados, tu tatuaje mantendrá su brillo e intensidad durante mucho tiempo.

¿Por qué es importante el cuidado de los tatuajes?

Los productos para el cuidado de los tatuajes se centran en restaurar la barrera de la piel, aportando hidratación y protegiéndote de los dañinos rayos solares.

Cuando nos hacemos un tatuaje, los pigmentos de color se introducen en la capa intermedia de la piel (también conocida como dermis). Esto daña la barrera cutánea protectora y hace que la piel sea más vulnerable a las infecciones.

Además, si la piel se inflama o te rascas para aliviar el picor, pueden aparecer cicatrices.

El cuidado diario de la piel también es muy important e una vez que el tatuaje ha cicatrizado:

  • En verano, utiliza productos con factor de protección solar para evitar el «envejecimiento de los tatuajes»: la radiación UV hace que los contornos de los tatuajes se difuminen o los colores pierdan intensidad.
  • En invierno, la piel necesita un cuidado especialmente intenso. Cuando nos exponemos al frío exterior y al aire seco de la calefacción en los interiores, la piel se reseca rápidamente, se vuelve tirante y pica. Si la piel está seca, los tatuajes adquieren rápidamente un tono apagado.

Image alt text

Buenos ingredientes para el cuidado de los tatuajes

Estos ingredientes ayudan a tu piel a regenerarse y la alivian cuando está irritada.

  • La provitamina pantenol (también conocida como vitamina B5) promueve la formación de nuevas células cutáneas y, por tanto, favorece la regeneración de la piel.
  • El tocoferol es un subtipo de vitamina E. Este ingrediente activo inhibe la inflamación, favorece la renovación celular y retiene la humedad.
  • La manteca de karité proporciona una hidratación intensa y mantiene la piel flexible. De este modo, puede favorecer la regeneración propia de la piel.
  • El aceite de almendras tiene un efecto calmante en la piel y garantiza su elasticidad. Además, este aceite tiene una textura especialmente ligera y se absorbe rápidamente.

Instrucciones paso a paso para el cuidado de tatuajes

Tanto si es tu primer tatuaje como si ya tienes muchas de obras de arte en tu cuerpo, sigue estos consejos para mantenerlos bonitos y cuidados durante mucho tiempo.

Justo al terminar de tatuarte:

El tatuador limpia y desinfecta bien la piel y la envuelve con film transparente para evitar que la herida se infecte. Este film debe dejarse en la piel tan solo unas horas: no lo dejes más tiempo, ya que, al ser de plástico, impide que la piel respire.

Otra posibilidad es que el tatuador coloque directamente un apósito especial, especialmente absorbente. Este apósito sirve para proteger el tatuaje recién hecho de la suciedad y favorece la cicatrización. Además, puedes dejarlo en la piel hasta 72 horas sin necesidad de cambiarlo, ya que es transpirable.

Y ahora lo que toca es esperar. Recuerda que tu piel necesita descansar para recuperarse. Además, si bebes mucha agua y llevas una dieta rica en vitaminas, ayudarás a que tu piel se regenere más rápidamente.

Especialmente la vitamina C puede fav orecer la cicatrización de las heridas. Lleva una dieta equilibrada con muchas frutas y verduras, como cítricos, kiwis, pimientos y brócoli.

Durante los 4 primeros días

¿Notas que el tatuaje está supurando? ¡No te preocupes! Es totalmente normal. El tatuaje ha dañado tu piel y tiene que recuperarse. Si lo llevas tapado con un apósito transpirable muy absorbente, cám bialo cuando veas que ha supurado bastante.

Para evitar que se te inflame la zona al cambiar el apósito, lávate bien las manos, limpia el tatuaje cuidadosamente con un jabón suav e, sécalo dando suaves toquecitos y pon un nuevo apósito.

A partir del quinto día

En la mayoría de los casos, ya no hace falta que sigas cubriendo el tatuaje. Mantén el tatuaje limpio para favorecer el proceso de cicatrización de tu piel. Limpia la zona de la piel tatuada por la mañana y por la noche con un jabón de pH neutro y sin perfume

para evitar la irritación. Luego aplica una crema regeneradora para tatuajes: una pequeña cantidad es más que suficiente. Si aplicas demasiada, la piel puede reblandecerse, lo que provocaría una pérdida de color. Si no te cuidas lo suficiente la piel, puede formarse una costra que puede hacer que el tatuaje se agriete e incluso forme una cicatriz. Por lo tanto, sigue una rutina de cuidado adecuada para tu piel.

¿Qué debes evitar durante la fase de cicatrización del tatuaje?

  • Las duchas largas o los baños prolongados para evitar que la piel se ablande innecesariamente.
  • La piscina, ya que el cloro irrita la piel recién tatuada y elimina el color.
  • El deporte intenso, puesto que el sudor y el roce de la ropa ajustada pueden provocar una inflamación.
  • Rascarte: por lo general, un ligero picor es un signo del proceso de cicatrización, así que aguanta y resiste el impulso.
A partir de la tercera semana

La mayor parte de la fase de cicatrización ya ha terminado, así que puedes comenzar con la rutina de cuidados diarios.

¿Te estás preguntando si puedes utilizar una loción corporal normal? ¡Depen de! La regla general es que la hidratación es clave: una loción corporal convencional hidratará tu piel.

Sin embargo, una crema o loción específica para el cuidado de los tatuajes mantiene además la intensidad del color gracias a su fórmula especial, y garantiza que los contornos no se difuminen.

Image alt text

Cuidado y protección de los tatuajes en verano

En verano, a todos nos gusta disfrutar de la sensación de los cálidos rayos del sol en nuestra piel. Sin embargo, por muy bien que te siente tomar el sol, los rayos UV atacan los pigmentos de color de tu tatuaje y harán que este pierda el color con el tiempo. Algunos tonos, como los rojos, por ejemplo, son especialmente susceptibles de perder intensidad, ya que ciertos pigmentos tienen una menor densidad.

Aunque tu tatuaje no tenga estos colores, protégelo con un factor de protección solar 30 o superior y consigue un bonito bronceado sin arrepentirte después. ¿Quieres que tu tatuaje parezca recién hecho durante mucho tiempo? Entonces utiliza protección solar durante todo el año para garantizar unos contornos definidos y colores intensos.